INTERNSHIP UK

Read how you can change your life

La parte más difícil del viaje de la que nadie habla

Descubres el mundo, vives nuevas experiencias, encuentras a gente, te enamoras, visitas lugares inolvidables, aprendes a conocer nuevas culturas y, de repente, todo se termina. A menudo la gente habla del viaje y del momento en el que se han ido, pero ¿alguien habla del regreso a casa?.

Hablamos de las cosas difíciles que vienen en nuestro camino cuando decidimos irnos fuera: buscar un nuevo empleo, tener nuevos amigos, sentirnos seguros, aprender nuevas normas, etc., pero estas son todas las etapas que todos logran exitosamente. Todos esos momentos difíciles se borran y se sustituyen por los positivos. Decir adiós es muy penoso, sobre todo cuando decides comprar tu billete para volver, pero todos sabemos que forman parte de la experiencia. Primero, puedes gestionar ese adiós triste cuando te encuentres con tu familia y tus amigos.

Cuando vuelves donde naciste y creciste, encontrándote a todos de nuevo. Pasas las dos primeras semanas con tu familia y tus amigos, diciéndoles sobre todas las experiencias que has acumulado durante tu ausencia. Todo es nuevo y durante algunas semanas, eres como una estrella de Hollywood, todo sobre ti suena nuevo y divertido. Después, simplemente, de repente, todo se acaba. Todos se acostumbran a tu llegada a casa y empiezan a preguntarte cosas como: ¿por qué ya no tienes trabajo?, ¿cuáles) son tus proyectos para el futuro?, ¿has empezado a ahorrar dinero para tu jubilación?

Pero la parte más triste es cuando las visitas ‘’obligatorias’’ se han acabado, debes sentarte en tu cama, en la habitación donde creciste, y te das cuenta que nada ha cambio. Todo es como era antes. Estás seguro que todos van bien; alguien se ha casado y otro tiene niños ahora. Otros tienen un nuevo empleo o se han comprometido. Pero hay una parte de ti que ha cambiado, que no es el peso ni el traje u otros aspectos de tu apariencia física. A lo que me refiero es a lo que pasa dentro de tu cabeza.

Ahora, todo es realmente importante para ti: la manera con que tus sueños cambiaron, cómo percibes a la gente y los hábitos que estás feliz de haber perdido. Quieres que todos reconozcan todos esos cambios y deseas compartirlo con ellos, pero no hay forma para de describir cómo tus pensamientos están evolucionando cuando dejas atrás todo lo que sabes. Luchas para utilizar tu cerebro en tu vida real.

Sabes qué piensas de forma diferente porque eres consciente de ello todos los días, pero ¿Cómo comunicar este sentimiento a los demás?

Estás furioso y decepcionado. En algunos momentos te preguntas si todo fue útil porque te das cuenta que nada ha cambiado. Pero entonces, entiendes que ha sido una de las cosas más importantes que has hecho en tu vida. Entonces, cuál es la solución para equilibrar esta parte triste del viaje? Es como aprender un nuevo idioma que nadie habla cerca de ti y por consiguiente no puedes comunicar tus sentimientos a los otros.

Eso es la razón por la cual en cuanto has viajado y te vas de casa por primera vez, todo lo que quieres es irte de nuevo. Hay gente que opina que es una enfermedad o una droga, pero sólo es el deseo de volver a un lugar donde estás rodeado por gente que ‘’habla el mismo idioma’’ que tu. No el inglés, el español, el italiano o el portugués. Es la lengua de quién sabe lo que significa dejar tu casa, cambiar, crecer, vivir esta experiencia, aprender y luego volver de nuevo. Es también la gente que conoce el sentimiento de sentirse más perdido en tu ciudad de nacimiento que en un país extranjero.

Eso es la parte más difícil del viaje, y la razón con la que nos escapamos, de nuevo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>